Crean escuela de poker online

De la mano de unos jóvenes valencianos que estudian en laUniversidad Politécnica y la Universitat de Valencia nace educapoker.com, donde los estudiantes de Poker pueden registrarse y aprender las últimas estrategias de la mano de profesionales.

Unibet.net concederá becas a los talentos que quieran tener un máster en Póker Texas Holdem Profesional, además de diversas ayudas para colaborar en su formación.

Sea millonario con Sun Tzu

"Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla"

La carrera por ser millonario es tan antigua como el ser humano. Ya en la antigua Persia comerciantes y marineros se empecinaban en ganar cantidades ingentes de oro invirtiendo en negocios de ultramar. Si bien, fue en el viejo oriente donde nació la alta estrategia que, aunque para la guerra, rige toda faceta de la vida.

Un juego de azar poca diferencia tiene de una batalla. Muchos conflictos bélicos han dependido de casualidades meteorológicas, como una repentina lluvia que fastidia las cuerdas de los arqueros, o de trasuntos psicológicos, desmoralizaciones, etcétera. Pero bueno, para remontar la senda segura hacia la riqueza y la victoria lo primero, como dijo Sun Tzu, es conocerse a sí mismo. Saber con exactitud por dónde caminamos y hacia qué queremos encaminarnos. Y, como plus, conocer a los adversarios.

En el póquer y los juegos de carta esto adquiere una relevancia suprema. Los nervios y las prisas provocadas por una mirada suya, punzante, pueden poner al contrario contra la pared y usted ganar tranquilamente la partida. Con seguridad en sí mismo, sin miedo a perder algo de dinero en pos de una mayor ganancia, conseguirá inquebrantable sus metas.

Sun Tzu era un sabio chino que conocía mejor que nadie a los hombres. Hoy en día su libro "El Arte de la Guerra" es recomendado para políticos, abogados, asesores, publicistas y directivos de empresas por su grandioso nivel estratégico. Nosotros creemos que también puede ser aprovechable en el mundo de los casinos y los juegos de azar. Leemos sus enseñanzas:

"Cuando induces a los adversarios a atacarte en tu territorio, su fuerza siempre está vacía (en desventaja); mientras que no compitas en lo que son los mejores, tu fuerza siempre estará llena. Atacar lo vacío con lo lleno es como arrojar piedras sobre huevos: de seguro se rompen."

Es decir, hay que atraer al enemigo al campo que uno conozca mejor. Esto es, juegue en lo que se le dé mejor y tendrá más posibilidades de triunfar por lo grande. Si practica algún juego que desconoce lo más posible es que pierda y que no entienda porqué. Use lo conocido como una catapulta para volar hasta mayores ganancias.

"La defensa es para tiempos de escasez, el ataque para tiempos de abundancia."

Por eso hay que ser austero y prudente si estamos bajo riesgo, pero alegremente generosos si abunda la riqueza. Aproveche los recursos para multiplicarlos con habilidad, y entonces no importará si se pierde una vez para ganar luego el mundo.

"Antiguamente, los guerreros expertos se hacían a sí mismos invencibles en primer lugar, y después aguardaban para descubrir la vulnerabilidad de sus adversarios."


Conocer los puntos débiles de jugadores enemigos y del juego mismo es crucial. Sólo los que dominan esta astucia natural acabarán controlando el azar mismo y verán coincidencias donde otros verían casualidades. ¡Esperemos que te sea de ayuda!

Ser millonario con matemáticas

Según la revista New Scientist en el año 2004 un señor llamado Ashley Revell vendió todas sus posesiones y bienes inmuebles valorados en 76.840 libras y fue a Las Vegas dispuesto a gastárselo absolutamente todo al rojo. 40 años atrás, sin embargo, el estudiante de Matemáticas Edward Thorp, ya sabía dónde caería la bola.

La probabilidad es una ciencia muy inexacta pero que intenta nutrirse de patrones que sean capaces de forjar leyes universales. Muchos matemáticos han intentado doblegar por las bridas de la lógica las aguas turbias del azar con escaso resultado, pero es posible, según New Scientist. Conociendo el movimiento de todas las partículas del Universo seríamos capaces de prever si caerá en rojo o negro, qué número, etcétera. Pero claro, eso no está al alcance del hombre corriente.

¿Qué alternativa nos queda? La maña y el instinto lúdico al que ya aludimos en una ocasión. El azar, en el fondo, tampoco es tan azaroso.